Cabeza de Lata





¡¡OHHHH!! CABEZA DE LATA, que triste pérdida.
Que indeseable  infortunio.
¿Quién llenará ahora mis mañanas con pensamientos preconstruidos?
¿Quién me dirá, ME PREVENDRÁ, contra mis nefastas ideas propias?
¿Quién?, a última hora del día, preparará mis sueños de consumo.
¿Quién será? Me pregunto…¿QUIÉN PODRÁ?
¿Y AHORA QUE?
¿Tendré que volver a fantasear como un niño?
¿A soñar cosas imposibles?
¿Volver a descubrir el mundo?.

No hay comentarios: