Puerto Aburrimiento




Embarcose en una discusión consigo mismo en algún puerto de Aburrimiento, y navegó a la deriva, y atravesó grandes tormentas, y estuvo atrapado en la inmovilidad de un mar en calma. Pero un día se cruzó con un gran barco, y vio en ese gran barco a mucha gente, todos bailando la misma fiesta, del mismo modo, el timón atado con un ritmo fijo y los motores en andante.
Entonces volviose a puerto de Aburrimiento, organizose una gran fiesta, contose todas sus aventuras, contose su encuentro con el gran barco lleno de gente. Y a continuación cada uno contó una canción, y cada uno la bailó como le vino en gana, y con quien le vino en gana, y todo eso en ese puerto al que la gente del gran barco llama de Aburrimiento.

No hay comentarios: